Un tinaco es un depósito utilizado en todos los niveles pues alberga agua para consumo residencial, comercial, industrial. De ahí la importancia de contar con uno que satisfaga la demanda de agua de acuerdo con su uso.

Lo primero que debes saber, antes de elegirlo, es que estos se diferencian, además de por las marcas que hay en el mercado, por su capacidad y los materiales con los que han sido fabricados. En el último caso, se recomienda que sea de polietileno pues eso garantiza que brinde mayor higiene y resistencia, así como que sea fácil de transportar gracias a su ligereza.

Los tinacos cuentan con una tapa que debe sellar la entrada, evitando que ingresen agentes contaminantes, conservando la calidad del agua. Para mantenerla así, es necesario darle el mantenimiento adecuado, revisando que las paredes, el flotador y la bomba se encuentren en óptimo estado. Lávalo al menos cada 6 meses y evita que las bacterias proliferen.

¿Necesitas adquirir un tinaco? En Agroferretera Hidráulica de Salamanca podemos ayudarte a seleccionar el que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡Visítanos! Recuerda que somos expertos en tubería de PVC y sistemas de riego.