Las mangueras son tubos flexibles de goma que se utilizan para conducir, succionar o descargar líquidos. Son ampliamente utilizadas en diversos sectores y a nivel doméstico en nuestra vida diaria. Cabe destacar que también existen mangueras para el paso de aire, combustibles, vapor y productos químicos, entre otros.

Por eso, en esta ocasión en Agroferretera Hidráulica de Salamanca te compartimos algunas de las características de las mangueras más comunes:

Manguera industrial: son conductos flexibles implementados para el manejo de líquidos de los cuales se debe tener clara la composición y concentración. Por ello, este tipo de mangueras están constituidas por tres capas: tubo interior, refuerzo y cubierta. En el mercado podrás encontrar conductivas, antiestáticas y aislantes las cuales varían en su nivel de resistencia.

Manguera de jardinería: la mayor parte de ellas son de PVC, algunas reforzadas con goma. Se distinguen por ser ligeras y flexibles, pero no muy resistentes. Existen en tres tamaños estándar: las de menor diámetro se usan para regar macetas; mientras que las más grandes se utilizan para el riego de zonas grandes.

Manguera para succión: como su nombre lo indica, son ideales para aspirar elementos y materiales como aserrín, polvo, virutas, líquidos alimentarios, etc. Se ocupan tanto en el sector industrial como en la agricultura. Están fabricadas en poliuretano, ocasionalmente, reforzadas mediante espiral de cobre o PVC rígido.
 
Manguera hidráulica: elaboradas con materiales como caucho sintético y refuerzos textiles o metálicos. Son utilizadas en sistemas hidráulicos de alta presión con maquinaria pesada, aceites vegetales o minerales.

¿Deseas saber más de estos productos? ¡Contáctanos!